En "Crisanta" la cerveza tiene un toque de Revolución

Foto

Cd. de México.- Disfruta de una excelente vista hacia el Monumento a la Revolución mientras pruebas las delicias artesanales que Crisanta tiene para ti, como la cerveza, el pan y platillos que deleitarán tu paladar mientras escuchas una suave canción en vivo con diferentes grupos de jazz que se presentan aquí todas las noches. Pasar una velada así, será tu mejor experiencia.

Me gustaría comenzar contándoles una historia que se remonta al siglo XVII en la Ciudad de México, cuando una joven mujer, hija de uno de los fundadores de las primeras cervecerías artesanales, trabajaba atendiendo a los clientes y preparando licores.

Un día convenció a su papá de ayudarle a elaborar la cerveza rompiendo con todos los estigmas sociales de su época. Con el tiempo esta jovencita se convirtió en la mano derecha de su padre gracias a su dedicación, entrega y simpatía que la caracterizaban, su nombre era Crisanta.

En su honor, este establecimiento ubicado frente al gran monumento retoma su nombre para continuar con su legado y convertirse en un sitio entregado cien por ciento a la elaboración de cerveza artesanal y ofrecerla con un excelente servicio y calidad.

Aunque en un inicio este fue sólo un proyecto donde se pudiera pasar un buen rato con los amigos, con el tiempo se ha consolidado y ha perfeccionado cada técnica de elaboración, convirtiéndose en uno de los mejores lugares para degustar una cerveza maridada con platillos cuidadosamente elaborados. Crisanta está listo para recibir a los paladares más exigentes y críticos de la cerveza.

“La vida es un trago largo o corto que siempre debe disfrutarse”, está frase estaba grabada en mi vaso de cerveza; mientras relacionaba lo escrito con experiencias, sentada frente a la barra, podía ver muchas referencias cerveceras nacionales, internacionales y artesanales que servían, cada una en un vaso distinto, propio de una excelente calidad llevada hasta tu mesa.

La bebida de la casa es Crisanta Porter (muy recomendable), seguida por la American Pale Ale, Sweet Stout y American IPA o English IPA, y otras cincuenta propuestas más, todas con notas distintas. Su cocina está inspirada en la cerveza, cada platillo está detalladamente pensado y elaborado para consentir a tu paladar acompañado de tu bebida milenaria.

El ambiente es grato para acudir entre amigos, platicar, recordar, reír o simplemente sentarse junto a la entrada y disfrutar el bello paisaje que la arquitectura nos permite observar. La música ambientando tus sentidos es cortesía de Crisanta, una suave balada producida por diferentes grupos de jazz que se presentan aquí cada noche para acompañarte.

Se ubica en Avenida Plaza de la República 51, colonia Tabacalera, Ciudad de México. Abierto de lunes a miércoles de 8:30 a 23:00 horas, jueves a sábado de 8:30 a 2:00 de la mañana y domingo de 10:00 a 22:00.

csz