Pulque, un espirituoso regalo de los dioses

Foto

Cd. de México.- Una de las bebidas mexicanas más conocidas en el mundo es el pulque, una receta tradicional de orígen prehispánico que destacó entre la cultura maya, azteca y tolteca.  

Y aunque el origen de esta bebida se desconoce a ciencia cierta, existen muchas leyendas alrededor de su creación; una de ellas cuenta que alrededor del año 1,300 los dioses acordaron dar a los hombres una bebida que los hiciera propensos al canto y al baile. Fue cuando Quetzalcóatl decidió que una bebida embriagante daría alegría y placer a sus vidas y para ello recurrió a la hermosa y joven Mayahuel, diosa del maguey.

Quetzalcóatl convenció a Mayahuel de huir con él a la tierra, allí los dos se reunieron en un frondoso árbol y tomaron forma de rama cada uno. Al percatarse de la huida, la abuela de Mayahuel, que era una tzitzimitl (demonio celestial), convocó a los demás demonios para encontrar a los dos dioses; al encontrarlos, el árbol fue destruido y la rama de Mayahuel también.

Los tzitmitles devoraron a la diosa y dejaron sólo sus huesos roídos. Quetzalcóatl recuperó su aspecto físico y enterró los huesos, y de ellos surgió un planta de maguey como fuente de pulque. A partir de entonces el pulque fungió como bebida ritual y como ofrenda ceremonial para los dioses.

El pulque se elabora a partir de la fermentación del aguamiel obtenido con la raspa del corazón de maguey; su sabor cambia de acuerdo al tipo de fermentación, por ejemplo, el “Tlachique” es dulce con un bajo contenido de alcohol (entre 2 y 4 grados por litro), mientras que el llamado “Pulque fuerte”  tiene entre 5 y 7 grados de alcohol.

Otras preparaciones que se hacen con pulque son los famosos “curados”, estas bebidas que a la mayoría nos encantan y están hechos con jugos y jarabes de frutas como piña, limón, guayaba, piñón, avellana y muchos más.

Actualmente el pulque se produce principalmente en los estados de México, Guanajuato, Puebla, Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Jalisco, Tlaxcala, Veracruz y la Ciudad de México. 

csz